#ehcFW1SetupEnvironmentVariables() Ataque Isquémico Transitorio - Regional Medical Center Bayonet Point | Hudson, FL
HCA Gives $1 Million in Aid for Ebola Response
Health Information

Ataque Isquémico Transitorio

  • Home
  • Health Information

Definición

El ataque isquémico transitorio (TIA) se refiere a una disfunción temporal del cerebro que dura menos de 24 horas. El TIA se debe a una deficiencia en el suministro de sangre u oxígeno. Algunas veces, se lo denomina miniapoplejía. Puede ser una condición seria y servir como advertencia de una apoplejía . Aproximadamente el 30% de los pacientes de apoplejía tuvieron un TIA en algún momento en el pasado.

Abastecimiento de Sangre al Cerebro
IMAGE
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

Un TIA es el resultado de una obstrucción temporal del abastecimiento de sangre al cerebro. La arteria carótida de la parte frontal del cuello es un suministro muy importante de sangre para el cerebro. La acumulación de placa y el endurecimiento de esta arteria pueden ralentizar o detener el flujo sanguíneo.

Las razones de la obstrucción pueden incluir:

  • Un coágulo sanguíneo o una pieza de placa (llamada émbolo) del interior de la pared de una arteria se desprende y bloquea el flujo de sangre a una porción del cerebro.
  • Un coágulo sanguíneo se desplaza desde el corazón y se traslada al cerebro.
  • Puede ocurrir presión arterial baja temporal en el cerebro a causa de arterias estrechas en el cuello.
  • Trastornos sanguíneos y de coagulación sanguínea como:
    • Anemia (muy pocos glóbulos rojos)
    • Policitemia (demasiados glóbulos rojos)
    • Hiperviscocidad (espesor anormal de la sangre)
  • Vasculitis o inflamación de los vasos sanguíneos
  • Endocarditis (infección del recubrimiento del corazón)

Factores de riesgo

Los factores que incrementan la probabilidad de padecer un ataque isquémico transitorio y una apoplejía son similares:

Síntomas

Los síntomas del TIA se manifiestan de forma abrupta. Suelen durar menos de 10 minutos y pueden persistir hasta 24 horas. Los efectos difieren dependiendo de la ubicación de la obstrucción. Los síntomas del TIA son similares a los de la apoplejía y requieren atención médica inmediata.

Los síntomas pueden incluir:

  • Ceguera en un ojo, con frecuencia descrito como una persiana cayendo, y/u otros problemas visuales
  • Debilidad, adormecimiento, u hormigueo del rostro, brazo, pierna, o un costado del cuerpo (por lo general afecta un costado del cuerpo, pero hay excepciones).
  • Dificultad para hablar o entender palabras
  • Mareos, inestabilidad al caminar, o caerse
  • Dificultad con el equilibrio o coordinación
  • Pérdida del conocimiento
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Confusión repentina o pérdida de la memoria

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen físico. Se prestará particular atención a la presión arterial y al sistema nervioso. Un objetivo primario será determinar su riesgo de apoplejía.

Las pruebas pueden incluir:

  • Exámenes de sangre: conteo completo de sangre, evaluación de la concentración en sangre de azúcar (glucosa), colesterol y grasas, factores de coagulación, y análisis de otros elementos en sangre
  • Electrocardiograma (ECG): para medir el ritmo cardiaco (que sería irregular, por ejemplo, en la fibrilación atrial) y detectar otros signos de enfermedad cardiaca
  • Ultrasonido de Doppler : estudio donde se utilizan ondas sonoras para ayudar a determinar problemas en el flujo sanguíneo de las arterias que irrigan el cerebro
  • Ecocardiograma : otro estudio de ultrasonido que permite buscar coágulos sanguíneos y anomalías en las válvulas del corazón
  • Tomografía computarizada de la cabeza : un tipo de radiografía que usa una computadora para crear imágenes de las estructuras internas de la cabeza. En este caso, se usa para buscar signos de hemorragia u otros daños en el cerebro.
  • Imagen de resonancia magnética de la cabeza : un examen que usa potentes ondas de radio magnéticas para tomar imágenes de las estructuras internas de la cabeza. En este caso, se usa para buscar signos de hemorragia u otros daños en el cerebro.
  • Angiografía por resonancia magnética (ARM) : se realiza generalmente antes de la cirugía de la arteria carótida para medir el estrechamiento de la arteria
  • Arteriograma : estudio en el que se inyecta un líquido de contraste en las arterias seleccionadas y se toman radiografías para ubicar con precisión el bloqueo y determinar su alcance
  • Electroencefalograma (EEG) : estudio que permite detectar la presencia de ataques midiendo las ondas cerebrales (se usa solo si se sospecha de la presencia de convulsiones)

Tratamiento

Un TIA aumenta el riesgo de tener una apoplejía, particularmente en la primera semana después del TIA. Por lo tanto, el tratamiento rápido apunta a reducir el riesgo de apoplejía. Para lograrlo, pueden realizarse cambios del estilo de vida, suministrarse medicación y realizar una cirugía. Si la causa del TIA es una afección que puede tratarse, se debe tratar de forma inmediata. Algunas de las afecciones específicas son:

  • Fibrilación atrial
  • Anemia grave
  • Vasculitis

Estilo de vida

Los fumadores deben dejar de fumar . Los pacientes que tienen diabetes, hipertensión o colesterol alto deben hacer todos los esfuerzos posibles para controlar estas afecciones. Dicho control puede lograrse con:

  • Ejercicio regular
  • Cambios adecuados en la dieta: baja en grasas saturadas y rica en granos enteros, frutas y verduras
  • Otros cambios en el estilo de vida

Medicamentos

Además, los médicos suelen recetar medicamentos para reducir el azúcar en sangre, la presión arterial y el colesterol. Este tratamiento ayudará a reducir los factores de riesgo mencionados. La mayoría también receta aspirina u otros fármacos para reducir el riesgo de formación de coágulos. Todavía hay incertidumbre sobre si el uso de varios medicamentos juntos ofrece mayores beneficios que la aspirina sola.

Cirugía

Si el bloqueo de la arteria carótida del mismo lado que el TIA es de 70% o más, el médico puede recomendar:

Estos procedimientos, a veces, pueden causar apoplejías. No es una intervención de rutina si no hay síntomas y el bloqueo es menor a 70%.

Prevención

Las siguientes estrategias podrían ayudar a reducir la probabilidad de TIA y apoplejía:

  • Haga ejercicio regularmente, con la aprobación de su médico.
  • Lleve una dieta saludable. Debe tener bajo contenido de grasas saturadas y ser rica en granos enteros, frutas y verduras .
  • Mantener un peso saludable.
  • Si fuma, deje de hacerlo.
  • Tome alcohol con moderación. El consumo moderado de alcohol es no más de dos bebidas al día para los hombres y una bebida al día para las mujeres.
  • Controle la presión arterial, el colesterol elevado, y la diabetes con medicamentos según sea necesario.

Revision Information

  • American Heart Association

    http://www.heart.org/HEARTORG/

  • National Stroke Association

    http://www.stroke.org/

  • Canadian Society for Vascular Surgery

    http://canadianvascular.ca/

  • Heart and Stroke Foundation of Canada

    http://ww2.heartandstroke.ca/

  • Amarenco P, Bogousslavsky J, Callahan A III, Goldstein LB, Hennerici M, Rudolph AE, Set al; Stroke Prevention by Aggressive Reduction in Cholesterol Levels (SPARCL) Investigators. High-dose atorvastatin after stroke or transient ischemic attack. N Engl J Med . 2006 Aug 10;355:549-59.

  • Conn's Current Therapy . WB Saunders Co; 2001.

  • Current Medical Diagnosis and Treatment . 44th ed. 2005.

  • Griffith's 5-Minute Clinical Consult . Lippincott Williams & Wilkins; 1999.

  • Lutsep HL. MATCH results: implications for the internist. Am J Med . 2006;119:526.

  • National Institute of Neurological Disorders and Stroke website. Available at: http://www.ninds.nih.gov/ .

  • Practice of Geriatrics . 3rd ed. WB Saunders Co; 1998.

  • Primary Care Medicine . 4th ed. Lippincott Williams & Wilkins; 2000.