Health Information

Carnitina

  • Home
  • Health Information

The more you know about your health, the better prepared you are to make informed healthcare decisions. Our health library gives you the information you need to take charge of your health.

Formas del Complemento / Nombres Alternos :

  • Acetil-L-Carnitina (ALC)
  • L-Acetil-Carnitina (LAC)
  • L-Carnitina
  • Propionil L-Carnitina

La carnitina es un aminoácido que el cuerpo utiliza para convertir la grasa en energía. Normalmente no es considerado un nutriente esencial ya que el cuerpo puede producir todo lo que necesita. Sin embargo, el complemento de carnitina podría mejorar la habilidad de ciertos tejidos para producir energía. Este efecto ha llevado al uso de la carnitina en varias enfermedades musculares así como enfermedades cardíacas.

Fuentes

No existe requerimiento nutricional para el uso de la carnitina. Sin embargo, algunas personas tienen un defecto genético que dificulta la habilidad del cuerpo para producir carnitina. Además, las enfermedades hepáticas, renales o cerebrales podrían inhibir la producción de carnitina. Ciertos medicamentos, especialmente los medicamentos antiataques como el ácido valproico (Depakene) y la fenitoína (Dilantin), podrían reducir los niveles de carnitina; sin embargo, no se ha probado si tomar dosis adicionales de carnitina sería de ayuda. 1 - 11 El tejido muscular cardíaco, debido a sus altos requerimientos de energía, es particularmente vulnerable a la deficiencia de carnitina.

Las fuentes alimenticias de carnitina son la carne y los productos lácteos, pero para obtener dosis terapéuticas se necesita un complemento.

Dosis Terapéuticas

La dosis convencional en adultos para las enfermedades descritas aquí oscilan entre los 500 y los 1,000 mg diarios 3 veces al día. Para los niños, un estudio utilizó 50 mg/kg dos veces al día, hasta un máximo de 4 gramos diarios. 73

La carnitina es tomada de tres maneras: L-carnitina (para enfermedades cardíacas y de otro tipo), propionil-L-carnitina (para enfermedades cardíacas) y acetil-L-carnitina (para la enfermedad de Alzheimer). La dosis es la misma para cualquiera de las tres.

Usos Terapéuticos

La carnitina es utilizada principalmente para enfermedades relacionadas con el corazón. Cierta evidencia sugiere que ésta puede ser utilizada junto con el tratamiento convencional para la angina , para mejorar los síntomas y reducir la necesidad de medicamentos. 12 - 17 Cuando se combina con terapia convencional, también podría ayudar a prevenir algunas complicaciones posteriores a un ataque cardíaco . 18,19,34,36 (El agrandamiento del corazón no fue estudiado.)

Menor evidencia sugiere que la carnitina podría ser de ayuda para una enfermedad llamada claudicación intermitente (dolor en las piernas después de caminar debido al estrechamiento de las arterias), 20 - 30 así como para la insuficiencia cardíaca congestiva . 12,31-33 Además, algunos estudios sugieren que la carnitina podría ser de utilidad para la cardiomiopatía . 27,35

La carnitina también podría ser de ayuda para mejorar la tolerancia al ejercicio en personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD por sus siglas en inglés), más comúnmente conocida como enfisema. 37,38,39

Advertencia: Usted no debería intentar automedicarse para ninguna de estas enfermedades graves, ni utilizar carnitina como complemento para las medicinas convencionales.

Dos estudios encontraron evidencia de que la carnitina es de ayuda para la enfermedad de Peyronie, una condición que afecta al pene. 54,74

Algunos estudios han encontrado evidencia de que un tipo particular de carnitina, el acetil-L-carnitina, podría ser de ayuda en la enfermedad de Alzheimer , 40 - 46 pero los dos más recientes y más grandes estudios no encontraron beneficios. 47,48 Una revisión evaluó los ensayos doble ciego controlados por placebo , publicados y no publicados, y concluyó que la acetil-L-carnitina sólo podría ser de ayuda para la enfermedad de Alzheimer muy ligera. 70

El acetil-L-carnitina también ha sido investigado para el tratamiento de la depresión en la vejez. 49,50

Una enfermedad genética llamada síndrome del cromosoma X frágil puede causar alteraciones en el comportamiento como hiperactividad, junto con retraso mental, autismo y alteraciones en la apariencia. Un estudio preliminar en 17 niños encontró que el acetil-L-carnitina podría ayudar a reducir el comportamiento hiperactivo asociado con esta enfermedad. 51 La carnitina ordinaria se ha mostrado prometedora para el ADHD (trastorno por déficit de atención e hiperactividad)73 .

Además, un estudio preliminar sugiere que la carnitina podría ser de utilidad para mejorar el control de los niveles de azúcar en la sangre en las personas con diabetes tipo 2 (aparición en la etapa adulta). 52 Ésta también podría ayudar a prevenir la neuropatía autonómica cardíaca diabética (lesión en los nervios del corazón provocada por la diabetes). 53 Evidencia poco convincente sugiere que la carnitina podría ser capaz de mejorar los niveles de colesterol y triglicéridos, 18 y también ayudar a las personas con degeneración del cerebelo (la estructura del cerebro responsable del movimiento muscular voluntario). 55 Un estudio muy pequeño sugiere que la carnitina podría ser de ayuda para reducir los síntomas del síndrome de fatiga crónica . 56 Un estudio sugiere que la carnitina podría ser valiosa para el tratamiento del hipertiroidismo . 57

Evidencia en aumento sugiere que la L-carnitina o el acetil-L-carnitina podrían ser de ayuda para mejorar el funcionamiento del esperma y de ese modo tratar potencialmente la infertilidad masculina58 - 66,71

Evidencia poco convincente también sugiere que la carnitina podría ser de ayuda para disminuir la toxicidad de la AZT (un medicamento utilizado para el tratamiento del SIDA ). 67,68

La carnitina es ampliamente vendida como potenciador del desempeño físico, pero no existe evidencia real de que ésta sea efectiva y alguna investigación indica que ésta no funciona. 69 De muy poca a ninguna evidencia apoya otros beneficios sustentados como el tratamiento de la arritmia, el síndrome de Down, la distrofia muscular y la enfermedad del hígado graso inducida por el alcohol.

¿Cuál es la Evidencia Científica para la Carnitina?

Angina

La carnitina podría ser un buen complemento en la terapia convencional para la angina . En un estudio controlado, 200 personas con angina (la variedad inducida por ejercicio) tomaron ya sea 2 g al día de L-carnitina o fueron dejados sin tratamiento alguno. Todos los participantes del estudio siguieron tomando su medicamento normal para la angina. Aquellos que tomaron carnitina mostraron mejoras en varias mediciones de la función cardíaca, incluyendo una significativa mayor habilidad para ejercitarse sin dolor en el pecho. 12 Ellos también pudieron reducir la dosis de algunos de sus medicamentos para el corazón (bajo supervisión médica) conforme sus síntomas disminuían.

Desafortunadamente, los resultados de este estudio no pueden ser completamente confiables, debido a que los investigadores no utilizaron un protocolo doble ciego. (Para mayor información sobre el porqué de la importancia del doble ciego, vea " ¿Por Qué las Terapias Complementarias Dependen de los Estudios Doble Ciego? ") Otro estudio que sí utilizó un diseño doble ciego controlado con placebo probó la L-carnitina en 52 personas con angina y encontró evidencia de beneficios. 16

Además, varios pequeños estudios (algunos de estos doble ciego) probaron la propionil-L-carnitina para el tratamiento de la angina y también encontraron evidencia de beneficios. 13-17

Claudicación Intermitente

Las personas con endurecimiento de las arterias avanzado o aterosclerosis , con frecuencia tienen dificultad para caminar debido a la falta de flujo sanguíneo hacia las piernas, una enfermedad llamada claudicación intermitente . El dolor podría desarrollarse después de caminar menos de media cuadra. Aunque la carnitina no incrementa el flujo sanguíneo, al parecer mejora la habilidad muscular de funcionar bajo circunstancias difíciles. 26 Un estudio doble ciego controlado por placebo de 12 meses de duración en 485 pacientes con claudicación intermitente evaluó los posibles beneficios de la propionil-L-carnitina. 29 Los participantes con la enfermedad relativamente severa mostraron mejora en un 44% caminando distancias, comparándose con los que utilizaron placebo. Sin embargo, no se observaron mejoras en aquellos con enfermedad ligera. Otro estudio doble ciego dio seguimiento a 245 personas y también encontró beneficios. 20

Resultados similares han sido observados en la mayoría pero no en todos los otros estudios de la L-carnitina o la propionil-Lcarnitina. 21-28,30 La propionil-L-carnitina podría ser más efectiva para la claudicación intermitente que la carnitina pura.

Insuficiencia Cardíaca Congestiva

Varios estudios pequeños han descubierto que la carnitina, con frecuencia en la forma de propionil-L-carnitina, puede mejorar los síntomas de la insuficiencia cardíaca congestiva . 12,31-33 En un ensayo, los beneficios permanecieron durante 60 días después de que el tratamiento con carnitina fue detenido. 79

Después de una Ataque Cardíaco

La L-carnitina ha demostrado ser algo prometedora para su uso después de un ataque cardíaco . Un estudio doble ciego, controlado con placebo que dio seguimiento a 101 personas durante 1 mes después de un ataque cardíaco descubrió que el uso de L-carnitina, además de los cuidados convencionales, redujo el tamaño del infarto (tejido muerto del corazón). 34 Otras complicaciones del ataque cardíaco también fueron reducidas. También fueron apreciados beneficios similares en un estudio controlado de 1 año en 160 personas que acababan de experimentar un ataque cardíaco; sin embargo, ya que este estudio no fue doble ciego, los resultados no son confiables. 18 (Para información sobre porqué los estudios doble ciego son tan importantes, vea Por Qué las Terapias Complementarias Dependen de los Estudios Doble Ciego? )

En los meses posteriores a un ataque cardíaco grave, el ventrículo izquierdo del corazón con frecuencia se agranda y la acción bombeadora del corazón se vuelve menos eficiente. Los estudios sugieren que la L-carnitina puede ayudar a prevenir el agrandamiento del corazón, pero esto no parece mejorar el funcionamiento del corazón. En un estudio doble ciego, controlado con placebo de 12 meses de duración en 472 personas que acababan de sufrir un ataque cardíaco, el uso de carnitina en una dosis de 6 g/diarios disminuyó significativamente el nivel de agrandamiento del corazón. 19 Sin embargo, el funcionamiento del corazón no mejoró.

Un estudio doble ciego, de placebo controlado, de 3 meses de duración en 60 personas que acababan de sufrir un ataque cardíaco también falló en descubrir mejoras en el funcionamiento del corazón. 36 (El agrandamiento del corazón no fue estudiado.)

Nota: La carnitina es utilizada junto con el tratamiento convencional, no como sustituto de éste.

Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (COPD)

Evidencia de tres estudios doble ciego controlados por placebo involucrando a un total de 49 personas sugiere que la L-carnitina puede aumentar la tolerancia al ejercicio en la COPD , supuestamente al mejorar la eficiencia muscular en los pulmones y otros músculos. 37-39

Enfermedad de Alzheimer

Numerosos estudios doble ciego involucrando a un total de más de 1,400 personas han evaluado los posibles beneficios de la acetil-L-carnitina en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia. 40-48,76-78 Sin embargo, aunque estudios iniciales encontraron evidencia de beneficios modestos, dos estudios grandes y bien diseñados fallaron en encontrar que la acetil-Lcarnitina fuera efectiva en absoluto.

El primero de estos fue un estudio doble ciego, controlado con placebo que involucró a 431 participantes durante 1 año. 47 En general, la acetil-Lcarnitina no probó ser mejor que el placebo. Sin embargo, una mirada más cercana a la información indicó que el suplemento podría ayudar a las personas que desarrollan la enfermedad de Alzheimer en una inusual edad joven, los investigadores realizaron un ensayo de seguimiento. Este ensayo doble ciego, controlado con placebo, de 1 año de duración evaluó la acetil-L-carnitina en 229 pacientes con aparición prematura de Alzheimer. 48 Desafortunadamente, tampoco se apreciaron beneficios aquí.

Una revisión de los documentos concluyó que la acetil-Lcarnitina podría ser de ayuda para los casos ligeros de enfermedad de Alzheimer, pero no para los casos más graves. 72

Depresión Ligera

Un estudio doble ciego en 60 personas de edad avanzada con depresión ligera descubrió que el tratamiento con 3 g de carnitina al día durante un periodo de 2 meses alivió significativamente los síntomas comparado con el placebo. 49 También fueron apreciados resultados positivos en otro estudio. 50

Hipertiroidismo

El agrandamiento de la tiroides (bocio) puede ser debido a muchas causas, incluyendo cáncer y deficiencia de yodo. En algunos casos, el agrandamiento de la tiroides ocurre sin alguna causa conocida, entonces se llama bocio benigno.

El tratamiento del bocio benigno por lo general consiste en tomar píldoras de hormona tiroidea. Esto provoca que la glándula tiroides se vuelva menos activa y que el bocio se encoja. Sin embargo, también podrían haber efectos indeseables. Se pueden desarrollar síntomas de hipertiroidismo (demasiadas hormonas tiroideas), incluyendo palpitaciones cardíacas, nerviosismo, pérdida de peso y fracturas óseas.

Un ensayo doble ciego, controlado con placebo descubrió evidencia de que el uso de L-carnitina podría aliviar muchos de estos síntomas. Este estudio de 6 meses evaluó los efectos de la L-carnitina en 50 mujeres que estuvieron tomando hormona tiroidea para el tratamiento del bocio benigno. 57 Los resultados mostraron que una dosis de 2 ó 4 g de carnitina al día protegió los huesos de los participantes y redujo otros síntomas de hipertiroidismo.

Se cree que la carnitina afecta a la hormona tiroides al bloquear su acción en las células. 75 Esto sugiere una preocupación potencial: La carnitina podría ser perjudicial para las personas que empiezan a tener niveles bajos o dudosos de tiroides. Esta posibilidad aún no ha sido bien explorada.

Enfermedad de Peyronie

Enfermedad de Peyronie es una enfermedad inflamatoria del pene que se desarrolla por etapas. En la primera etapa, el dolor en el pene puede ocurrir con una erección; en la siguiente, el pene se vuelve curvo; por último, podría ocurrir disfunción eréctil. Muchos medicamentos han sido probados para tratar la enfermedad de Peyronie, con algo de éxito. Uno de dichos medicamentos es el tamoxifeno (mejor conocido como un tratamiento para prevenir el cáncer de mama recurrente.) Un estudio de 3 meses, doble ciego comparó la efectividad de la acetil-L-carnitina con el medicamento tamoxifeno en 48 personas con la enfermedad de Peyronie. 74 La acetil-L-carnitina (en una dosis de 1 g diario) redujo la curvatura del pene mientras el tamoxifeno no; además, el complemento redujo el dolor y lentamente el progreso de la enfermedad en una mayor amplitud que el tamoxifeno.

Mejora del Desempeño

Una revisión en 1996 de estudios clínicos concluyó que no existe base científica para la creencia de que los complementos de carnitina mejoren el desempeño atlético . 69 Algunos estudios han descubierto algún beneficio, pero la mayoría no lo han hecho.

Cuestiones de Seguridad

La L-carnitina en sus tres formas parece ser bastante segura. Sin embargo, las personas con niveles de tiroides bajos o dudosos deberían evitar el uso de carnitina ya que podría dañar la acción de la hormona tiroidea. 75

Las personas en tratamiento de diálisis no deberían recibir este (o ningún otro complemento) sin supervisión médica.

Las dosis de máxima seguridad para niños pequeños, mujeres embarazadas o en lactancia, así como aquellos con enfermedad renal o hepática grave aún no ha sido establecida.

Interacciones de las que Debería Saber al Respecto

Si está tomando

Revision Information

  • 1

    Hug C, McGraw CA, Bates SR, et al. Reduction of serum carnitine concentrations during anticonvulsant therapy with phenobarbital, valproic acid, phenytoin, and carbamazepine in children. J Pediatr. 1991;119:799 - 802.

  • 2

    Chung S, Choi J, Hyun T, et al. Alterations in the carnitine metabolism in epileptic children treated with valproic acid. J Korean Med Sci . 1997;12:553 - 558.

  • 3

    Melegh B, Trombitas K. Valproate treatment induces lipid globule accumulation with ultrastructual abnormalities of mitochondria in skeletal muscle. Neuropediatrics . 1997;28:257 - 261.

  • 4

    Zelnik N, Fridkis I, Gruener N. Reduced carnitine and antiepileptic drugs: cause relationship or co-existence? Acta Paediatr. 1995;84:93 - 95.

  • 5

    Coulter DL. Carnitine deficiency in epilepsy: risk factors and treatment. J Child Neurol. 1995;10(suppl 2):S32 - S39.

  • 6

    Melegh B, Pap M, Morava E, et al. Carnitine-dependent changes of metabolic fuel consumption during long-term treatment with valproic acid. J Pediatr. 1994;125:317 - 321.

  • 7

    De Vivo DC, Bohan TP, Coulter DL, et al. L-carnitine supplementation in childhood epilepsy: current perspectives. Epilepsia. 1998;13:1216 - 1225.

  • 8

    Matsuda I, Ohtani Y. Carnitine status in Reye and Reye-like syndromes. Pediatr Neurol. 1986;2:90 - 94.

  • 9

    Camina MF, Rozas I, Gomez M, et al. Short-term effects of administration of anticonvulsant drugs on free carnitine and acylcarnitine in mouse serum and tissues. Br J Pharmacol. 1991;103:1179 - 1183.

  • 10

    Rodriguez-Segade S, de la Pena CA, Tutor JC, et al. Carnitine deficiency associated with anticonvulsant therapy. Clin Chim Acta. 1989;181:175 - 181.

  • 11

    Ater SB. A developmental center population treated with VPA and L-carnitine. In: Update 1993: inborn errors of metabolism in the patient with epilepsy. Sigma-Tau Pharmaceuticals; 1993.

  • 12

    Cacciatore L, Cerio R, Ciarimboli M, et al. The therapeutic effect of L-carnitine in patients with exercise-induced stable angina: a controlled study. Drugs Exp Clin Res . 1991;17:225 - 235.

  • 13

    Bartels GL, Remme WJ, Pillay M, et al. Effects of L-propionylcarnitine on ischemia-induced myocardial dysfunction in men with angina pectoris. Am J Cardiol . 1994;74:125 - 130.

  • 14

    Bartels GL, Remme WJ, den Hartog FR, et al. Additional anti-ischemic effects of long-term L-propionylcarnitine in anginal patients treated with conventional antianginal therapy. Cardiovasc Drugs Ther. 1995;9:749 - 753.

  • 15

    Bartels GL, Remme WJ, Holwerda KJ, et al. Anti-ischaemic efficacy of L-propionyl-carnitine - a promising novel metabolic approach to ischaemia? Eur Heart J. 1996;17:414 - 420.

  • 16

    Cherchi A, Lai C, Angelino F, et al. Effects of L-carnitine on exercise tolerance in chronic stable angina: a multicenter, double-blind, randomized, placebo controlled crossover study. Int J Clin Pharmacol Ther Toxicol . 1985;23:569 - 572.

  • 17

    Lagioia R, Scrutinio D, Mangini SG, et al. Propionyl-L-carnitine: a new compound in the metabolic approach to the treatment of effort angina. Int J Cardiol . 1992;34:167 - 172.

  • 18

    Davini P, Bigalli A, Lamanna F, et al. Controlled study on L-carnitine therapeutic efficacy in post-infarction. Drugs Exp Clin Res . 1992;18:355 - 365.

  • 19

    Iliceto S, Scrutinio D, Bruzzi P, et al. Effect of L-carnitine administration on left ventricular remodeling after acute anterior myocardial infarction: the L-Carnitine Ecocardiografia Digitalizzata Infarto Miocardico (CEDIM) Trial. J Am Coll Cardiol . 1995;26:380 - 387.

  • 20

    Brevetti G, Perna S, Sabba C, et al. Propionyl-L-carnitine in intermittent claudication: Double-blind, placebo-controlled, dose titration, multicenter study. J Am Coll Cardiol . 1995;26:1411 - 1416.

  • 21

    Bolognesi M, Amodio P, Merkel C, et al. Effect of 8-day therapy with propionyl-L-carnitine on muscular and subcutaneous blood flow of the lower limbs in patients with peripheral arterial disease. Clin Physiol . 1995;15:417 - 423.

  • 22

    Brevetti G, Perna S, Sabba C, et al. Superiority of L-propionylcarnitine vs L-carnitine in improving walking capacity in patients with peripheral vascular disease: an acute, intravenous, double-blind, cross-over study. Eur Heart J . 1992;13:251 - 255.

  • 23

    Greco AV, Mingrone G, Bianchi M, et al. Effect of propionyl-L-carnitine in the treatment of diabetic angiopathy: Controlled double blind trial versus placebo. Drugs Exp Clin Res . 1992;18:69 - 80.

  • 24

    Brevetti G, Chiariello M, Ferulano G, et al. Increases in walking distance in patients with peripheral vascular disease treated with L-carnitine: a double-blind, cross-over study. Circulation . 1988;77:767 - 773.

  • 25

    Deckert J. Propionyl-L-carnitine for intermittent claudication. J Fam Pract . 1997;44:533 - 534.

  • 26

    Sabba C, Berardi E, Antonica G, et al. Comparison between the effect of L-propionylcarnitine, L-acetylcarnitine and nitroglycerin in chronic peripheral arterial disease: a haemodynamic double blind echo-Doppler study. Eur Heart J . 1994;15:1348 - 1352.

  • 27

    Pepine CJ. The therapeutic potential of carnitine in cardiovascular disorders. Clin Ther . 1991;13:2 - 21.

  • 28

    Brevetti G, Attisano T, Perna S, et al. Effect of L-carnitine on the reactive hyperemia in patients affected by peripheral vascular disease: a double-blind, crossover study. Angiology . 1989;40:857 - 862.

  • 29

    Brevetti G, Diehm C, Lambert D. European multicenter study on propionyl-L-carnitine in intermittent claudication. J Am Coll Cardiol . 1999;34:1618 - 1624.

  • 30

    Hiatt WR, Regensteiner JG, Creager MA, et al. Propionyl-L-carnitine improves exercise performance and functional status in patients with claudication. Am J Med. 2001;110:616 - 622.

  • 31

    Caponnetto S, Canale C, Masperone MA, et al. Efficacy of L-propionylcarnitine treatment in patients with left ventricular dysfunction. Eur Heart J . 1994;15:1267 - 1273.

  • 32

    Mancini M, Rengo F, Lingetti M, et al. Controlled study on the therapeutic efficacy of propionyl-L-carnitine in patients with congestive heart failure. Arzneimittelforschung . 1992;42:1101 - 1104.

  • 33

    Pucciarelli G, Mastursi M, Latte S, et al. The clinical and hemodynamic effects of propionyl-L-carnitine in the treatment of congestive heart failure [in Italian; English abstract]. Clin Ter . 1992;141:379 - 384.

  • 34

    Singh RB, Niaz MA, Agarwal P, et al. A randomised, double-blind, placebo-controlled trial of L-carnitine in suspected acute myocardial infarction. Postgrad Med J . 1996;72:45-50.

  • 35

    Winter S, Jue K, Prochazka J, et al. The role of L-carnitine in pediatric cardiomyopathy. J Child Neurol . 1995;10(suppl 2):S45 - S51.

  • 36

    Iyer R, Gupta A, Khan A, et al. Does left ventricular function improve with L-carnitine after acute myocardial infarction? J Postgrad Med. 1999;45:38-41.

  • 37

    Dal Negro R, Pomari G, Zoccatelli O, et al. L-carnitine and rehabilitative respiratory physiokinesitherapy: metabolic and ventilatory response in chronic respiratory insufficiency. Int J Clin Pharmacol . 1986;24:453 - 456.

  • 38

    Dal Negro R, Turco P, Pomari C, et al. Effects of L-carnitine on physical performance in chronic respiratory insufficiency. Int J Clin Pharmacol . 1988;26:269 - 272.

  • 39

    Dal Negro R, Zoccatelli D, Pomari C, et al. L-carnitine and physiokinesiotherapy in chronic respiratory insufficiency. Preliminary results. Clin Trials J. 1985;22:353 - 360.

  • 40

    Passeri M, Cucinotta D, Bonati PA, et al. Acetyl-L-carnitine in the treatment of mildly demented elderly patients. Int J Clin Pharmacol Res . 1990;10:75 - 79.

  • 41

    Calvani M, Carta A, Caruso G, et al. Action of acetyl-L-carnitine in neurodegeneration and Alzheimer's disease. Ann N Y Acad Sci. 1992;663:483 - 486.

  • 42

    Sano M, Bell K, Cote L, et al. Double-blind parallel design pilot study of acetyl levocarnitine in patients with Alzheimer's disease. Arch Neurol . 1992;49:1137 - 1141.

  • 43

    Spagnoli A, Lucca U, Menasce G, et al. Long-term acetyl-L-carnitine treatment in Alzheimer's disease. Neurology . 1991;41:1726 - 1732.

  • 44

    Campi N, Todeschini GP, Scarzella L. Selegiline versus L-acetylcarnitine in the treatment of Alzheimer-type dementia. Clin Ther . 1990;12:306 - 314.

  • 45

    Vecchi GP, Chiari G, Cipolli C, et al. Acetyl-l-carnitine treatment of mental impairment in the elderly: evidence from a multicenter study. Arch Gerontol Geriatr. 1991;(suppl 2):159 - 168.

  • 46

    Bonavita E. Study of the efficacy and tolerability of L-acetylcarnitine therapy in the senile brain. Int J Clin Pharmacol Ther Toxicol . 1986;24:511 - 516.

  • 47

    Thal LJ, Carta A, Clarke WR, et al. A 1-year multicenter placebo-controlled study of acetyl-L-carnitine in patients with Alzheimer's disease. Neurology . 1996;47:705 - 711.

  • 48

    Thal LJ, Calvani M, Amato A, et al. A 1-year controlled trial of acetyl-l-carnitine in early-onset AD. Neurology . 2000;55:805 - 810.

  • 49

    Bella R, Biondi R, Raffaele R, et al. Effect of acetyl-L-carnitine on geriatric patients suffering from dysthymic disorders. Int J Clin Pharmacol Res. 1990;10:355 - 360.

  • 50

    Garzya G, Corallo D, Fiore A, et al. Evaluation of the effects of L-acetylcarnitine on senile patients suffering from depression. Drugs Exp Clin Res . 1990;16:101 - 106.

  • 51

    Torrioli MG, Vernacotola S, Mariotti P, et al. Double-blind, placebo-controlled study of L-acetylcarnitine for the treatment of hyperactive behavior in fragile X syndrome. Am J Med Genet. 1999;87:366 - 368.

  • 52

    Mingrone G, Greco AV, Capristo E, et al. L-carnitine improves glucose disposal in type 2 diabetic patients. J Am Coll Nutr. 1999;18:77 - 82.

  • 53

    Turpeinen AK, Kuikka JT, Vanninen E, et al. Long-term effect of acetyl-L-carnitine on myocardial 123I-MIBG uptake in patients with diabetes. Clin Auton Res. 2000;10:13 - 16.

  • 54

    Cavallini G, Biagiotti G, Koverech A, et al. Oral propionyl-l-carnitine and intraplaque verapamil in the therapy of advanced and resistant Peyronie's disease. BJU Int. 2002;89:895-900.

  • 55

    Sorbi S, Forleo P, Fani C, et al. Double-blind, crossover, placebo-controlled clinical trial with L-acetylcarnitine in patients with degenerative cerebellar ataxia. Clin Neuropharmacol. 2000;23:114 - 118.

  • 56

    Plioplys AV, Plioplys S. Amantadine and L-carnitine treatment of chronic fatigue syndrome. Neuropsychobiology . 1997;35:16 - 23.

  • 57

    Benvenga S, Ruggeri RM, Russo A, et al. Usefulness of l-carnitine, a naturally occurring peripheral antagonist of thyroid hormone action, in iatrogenic hyperthyroidism: a randomized, double-blind, placebo-controlled clinical trial. J Clin Endocrinol Metab. 2001;86:3579 - 3594.

  • 58

    Loumbakis P, Anezinis P, Evangeliou A, et al. Effect of L-carnitine in patients with asthenospermia [abstract]. Eur Urol. 1996;30(suppl 2):255.

  • 59

    Muller-Tyl E, Lohninger A, Fischl F, et al. The effect of carnitine on sperm count and sperm motility [translated from German]. Fertilitat. 1988;4:1 - 4.

  • 60

    Micic S, Lalic N, Nale DJ, et al. Effects of L-carnitine on sperm motility and number in infertile men [abstract]. Fértil Steril. 1998;70(3 suppl 1):S12.

  • 61

    Vicari E. Effectiveness of a short-term anti-oxidative high-dose therapy on IVF program outcome in infertile male patients with previous excessive sperm Radical Oxygen Species production persistent even following antimicrobials administered for epididymitis: preliminary results. In: International Meeting on Infertility and Assisted Reproductive Technology, Porto Cervo, Italy, June 11 - 14, 1997. Bologna, Italy: Monduzzi Editore SpA; 1997.

  • 62

    Vicari E, Cerri L, Cataldo T, et al. Effectiveness of single and combined antioxidant therapy in patients with astheno-necrozoospermia from non-bacterial epididymitis: effects after acetyl-carnitine or carnitine-acetyl-carnitine. Presented at: 12th National Conference, Italian Andrology Association; June 9 - 12, 1999; Copanello (CZ), Italy.

  • 63

    Campaniello E, Petrarolo N, Meriggiola MC, et al. Carnitine administration in asthenospermia. Presented at: 4th International Congress of Andrology; May 14 - 18, 1989; Florence, Italy.

  • 64

    Costa M, Canale D, Filicori M, et al. L-carnitine in idiopathic asthenozoospermia: a multicenter study. Andrologia. 1994;26:155 - 159.

  • 65

    Vitali G, Parente R, Melotti C. Carnitine supplementation in human idiopathic asthenospermia: clinical results. Drugs Exp Clin Res. 1995;21:157 - 159.

  • 66

    Moncada ML, Vicari E, Cimino C, et al. Effect of acetylcarnitine treatment in oligoasthenospermic patients. Acta Eur Fertil. 1992;23:221 - 224.

  • 67

    Semino-Mora MC, Leon-Monzon ME, Dalakas MC. Effect of L-carnitine on the zidovudine-induced destruction of human myotubes. Part I: L-carnitine prevents the myotoxicity of AZT in vitro. Lab Invest . 1994;71:102 - 112.

  • 68

    Dalakas MC, Leon-Monzon ME, Bernardini I, et al. Zidovudine-induced mitochondrial myopathy is associated with muscle carnitine deficiency and lipid storage. Ann Neurol . 1994;35:482 - 487.

  • 69

    Heinonen OJ. Carnitine and physical exercise. Sports Med . 1996;22:109 - 132.

  • 70

    Montgomery SA, Thal LJ, Amrein R. Meta-analysis of double blind randomized controlled clinical trials of acetyl-L-carnitine versus placebo in the treatment of mild cognitive impairment and mild Alzheimer's disease. Int Clin Psychopharmacol. 2003;18:61-71

  • 71

    Lenzi A, Lombardo F, Sgro P, et al. Use of carnitine therapy in selected cases of male factor infertility: a double-blind crossover trial. Fértil Steril. 2003;79:292-300.

  • 72

    Montgomery SA, Thal LJ, Amrein R. Meta-analysis of double blind randomized controlled clinical trials of acetyl-L-carnitine versus placebo in the treatment of mild cognitive impairment and mild Alzheimer's disease. Int Clin Psychopharmacol. 2003;18:61-71.

  • 73

    Van Oudheusden L, Scholte H. Efficacy of carnitine in the treatment of children with attention-deficit hyperactivity disorder. Prostaglandins Leukot Essent Fatty Acids. 2002;67:33.

  • 74

    Biagiotti G, Cavallini G. Acetyl-L-carnitine vs tamoxifen in the oral therapy of Peyronie's disease: a preliminary report. BJU Int . 2001;88:63-67.

  • 75

    Benvenga S, Lakshmanan M, Trimarchi F. Carnitine is a naturally occurring inhibitor of thyroid hormone nuclear uptake. Thyroid. 2000;10:1043 - 1050.

  • 76

    Rai G, Wright G, Scott L, et al. Double-blind, placebo controlled study of acetyl-l-carnitine in patients with Alzheimer's dementia. Curr Med Res Opin. 1990;11:638 - 647.

  • 77

    Salvioli G, Neri M. L-acetylcarnitine treatment of mental decline in the elderly. Drugs Exp Clin Res. 1994;20:169 - 176.

  • 78

    Cipolli C, Chiari G. Effects of L-acetylcarnitine on mental deterioration in the aged: initial results [in Italian; English abstract]. Clin Ter. 1990;132:479 - 510.

  • 79

    Loster H, Miehe K, Punzel M, et al. Prolonged oral L-carnitine substitution increases bicycle ergometer performance in patients with severe, ischemically induced cardiac insufficiency. Cardiovasc Drugs Ther. 1999;13:537 - 546.