Health Information

Una dieta rica en grasa podría aumentar el riesgo de cáncer de mama

  • Home
  • Health Information
Una dieta rica en grasa podría aumentar el riesgo de cáncer de mama

Un estudio halló que las mujeres que más grasa saturada consumían tenían más probabilidades de contraer tumores

MIÉRCOLES, 9 de abril de 2014 (HealthDay News) -- Durante más de tres décadas, los expertos han debatido si comer una dieta rica en grasa aumenta el riesgo de cáncer de mama.

Ahora, una nueva investigación sugiere que podría aumentar las probabilidades de tres tipos común de cáncer de mama.

En un gran estudio europeo que evaluó a más de 337,000 mujeres en 10 países durante 11 años, los investigadores hallaron que las mujeres que comían la mayor cantidad de grasa saturada tenían alrededor del 30 por ciento más de probabilidades de contraer cáncer de mama que las que comían la menor cantidad.

Aunque el estudio mostró una asociación entre una dieta rica en grasa y el riesgo de cáncer de mama, no probó causalidad.

"Los resultados de este gran estudio proveen respaldo a la hipótesis de que el desarrollo del cáncer de mama se relaciona con la grasa de la dieta", señaló la autora del estudio, Sabina Sieri, investigadora del departamento de medicina preventiva y predictiva de Fondazione IRCCS Istituto Naziolale dei Tumori, en Milán.

El estudio aparece en la edición del 9 de abril de la revista Journal of the National Cancer Institute.

Sieri y su equipo hallaron que una ingesta alta de grasa total y de grasa saturada se vinculaba con un mayor riesgo de los subtipos de cáncer de mama conocidos como de receptor de estrógeno positivo (ER-positivo) y de receptor de progesterona positivo (PR-positivo). Las dietas ricas en grasa también se vincularon con un mayor riesgo de contraer cáncer de mama HER2-negativo, anotaron los investigadores.

Los cánceres que son ER o PR positivos crecen en respuesta a esas hormonas. Los cánceres que son HER2 negativos han resultado negativos respecto a la presencia de una proteína, la HER2, que fomenta el crecimiento de las células cancerosas.

Un punto fuerte del nuevo estudio es la cantidad de participantes, apuntó Mia Gaudet, directora de epidemiología genética de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society). Los subtipos de cáncer de mama vinculados con la ingesta de grasa son comunes, apuntó. "La mayoría de cánceres de mama de EE. UU. y Europa son ER-positivos, PR-positivos y HER2-negativos", anotó.

En el nuevo estudio, las mujeres respondieron a preguntas sobre su ingesta de grasa y otros hábitos que podrían afectar al riesgo, lo que incluye fumar, la edad del primer periodo, los antecedentes de embarazo, el uso de terapia hormonal y el índice de masa corporal (una medida de la grasa corporal basada en la estatura y el peso).

Para corregir los errores de medida en el cuestionario sobre la dieta, los investigadores entrevistaron a una muestra aleatoria del 8 por ciento de las mujeres, y les pidieron que recordaran la dieta de las últimas 24 horas.

Tras un seguimiento promedio de 11.5 años, poco más de 10,000 mujeres fueron diagnosticadas con cáncer de mama.

Cuando se compararon los casos de cáncer con la ingesta de grasa, "hallamos una asociación entre la exposición a la ingesta de grasa saturada y el cáncer de mama", apuntó Sieri.

Las mujeres del grupo que comía la mayor cantidad de grasa saturada consumían, en promedio, 48 gramos al día, frente a 15 gramos al día en el grupo que menos comía. Por ejemplo, un cuarto de taza de queso cheddar rallado tiene 10 gramos de grasa, de los cuales 5 gramos son de grasa saturada.

Sieri apuntó que no se puede explicar el vínculo con certeza, pero que es posible que la ingesta alta de grasa aumente los niveles del estrógeno propio del cuerpo, lo que puede estimular el crecimiento de las células cancerosas en los senos.

"Creo que es importante que estos hallazgos sean replicados en otros estudios", comentó Gaudet. Aunque los investigadores descartaron muchos factores que podrían explicar un mayor riesgo de cáncer, no pudieron descartar todos los factores posibles, apuntó.

Sieri aconseja a las mujeres que hasta que se hagan más estudios "en general, es recomendable que el porcentaje total de calorías de las grasas saturadas no supere el 10 por ciento en las mujeres".

Gaudet se mostró de acuerdo. "Si tiene sobre todo una dieta basada en plantas, eso ayudará a que su ingesta de grasa sea baja".

Más información

Para más información sobre los alimentos bajos en grasa, visite la Sociedad Americana Contra El Cáncer (http://www.cancer.org/healthy/eathealthygetactive/takecontrolofyourweight/low-fat-foods ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Sabina Sieri, Ph.D., researcher, department of preventive & predictive medicine, Fondazione IRCCS Istituto Nazionale del Tumori, Milan; Mia Gaudet, Ph.D., director, genetic epidemiology, American Cancer Society; April 9, 2014, Journal of the National Cancer Institute